Después de 6 años detuvieron a un joven que asesinó a un jubilado durante una fiesta sexual en Paso del Rey

lunes, 2 julio , 2018

Autoridades policiales de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Moreno – General Rodríguez lograron detener, en la localidad bonaerense de Merlo, a un marginal que era buscado de manera intensa desde 2012, por estar involucrado en el tremendo asesinato de un jubilado bancario, de 63 años, que fue salvajemente masacrado a golpes, con fines de robo, mientras participaba de una fiesta sexual, en el interior de un departamento, en la localidad de Paso del Rey. Para apresar al individuo, los pesquisas crearon un perfil en redes sociales y, tras fingir ser una mujer, concertaron una cita amorosa con el criminal, a quien sorprendieron mientras concurría a una remisería. En el terrible caso ya había sido capturada tiempo atrás una bella prostituta, que actuó como cómplice del forajido y que también participó en la orgía con el sexagenario.

Los voceros del departamento judicial de Moreno – General Rodríguez afirmaron que el individuo, identificado como Mariano Oriboni, de 28 años, fue detenido a pocos metros de una remisería que está situada en Juan de Dios Filiberto al 1400, entre Maciel y Quequén, en Merlo, en el oeste del conurbano provincial, en el expediente en el que se investiga el crimen de Julio Alberto Romero, de 63 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el joven no tenía domicilio fijo y, por tal motivo, los pesquisas tuvieron que analizar las diversas redes sociales, hasta que finalmente localizaron al sospechoso en una de ellas.

Posteriormente estos investigadores policiales crearon el perfil de una mujer y luego se encargaron de seducir al muchacho, con quien concertaron una cita romántica, a la vez que averiguaron que utilizaba con frecuencia esa remisería para desplazarse.

Oriboni fue capturado mientras se aproximaba a la agencia de rodados de alquiler para subir a un automóvil y concurrir a encontrarse con la jovencita.

Trascendió que al malviviente se le incautó un aparato de telefonía celular.

El hecho, tal como publicamos en su momento, se descubrió en la noche del lunes 10 de diciembre de 2012, cuando los integrantes de la comisaría de Paso del Rey (5ª de Moreno) localizaron fallecido al sexagenario quien residía en un departamento, en el segundo piso de un edificio situado en la avenida Bartolomé Mitre al 200, casi en el cruce con Asconapé. El administrador del consorcio buscaba a la infortunada víctima para para cobrarle las expensas y la halló masacrada a golpes en el sector del baño, totalmente desnuda y en avanzado estado de putrefacción, ya que había sido asesinada una semana antes de que fuera localizada sin vida.

Romero era jubilado del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y se estableció que acostumbraba a llevar a adelante fiestas sexuales en su vivienda, a la que concurrían hombres y mujeres. El occiso presentaba un traumatismo en la región craneana, estimándose que, luego de la brutal agresión, habría agonizado un día en el interior del departamento.

Se determinó que el sexagenario, a comienzos de diciembre de 2012, decidió organizar una orgía y, para la misma, invitó a Mariano y a una prostituta, identificada como Lucía Manzur, de 25 años. La pareja, tras comer pizza e ingerir champagne con Romero, decidieron desvalijarlo y, tras agredirlo a golpes para que les confesara en qué lugar de la vivienda guardaba los objetos de valor, le robaron un televisor LCD, un reproductor de DVD, una filmadora y un celular, pero no descubrieron que la víctima tenía un poco más de 4.000 pesos escondidos en un armario. El dúo fugó rápidamente a bordo de un remise del escenario del asesinato.

Versiones sostienen que los marginales pretendían apoderarse de 200.000 pesos que Romero habría tenido depositado días antes en un plazo fijo, aunque esa presunta suma de dinero no se hallaba en la vivienda del jubilado.

Gracias a las tareas investigativas, Lucía, que residía en el denominado Barrio Lagos del Bosque, en Merlo, fue apresada a principios de enero de 2013, en el domicilio de uno de sus familiares, en el Barrio Luchetti, ubicado en General Rodríguez, en el oeste del conurbano provincial.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada «Homicidio criminis causae en concurso real con robo agravado por el uso de arma», la doctora Carina Vanesa Saucedo, fiscal de la Unidad Funcional N° 2, y la magistrada, María Celina Ardohain, titular del Juzgado de Garantías N° 3, ambas pertenecientes a los tribunales de Moreno – General Rodríguez.

Nos interesa tu opinión