La UNLu reclama el efectivo cumplimiento de la Ley de «Reparación Histórica»

miércoles, 6 julio , 2016
base semanario.jpg

El Consejo Superior de la UNLu resolvió el 23de junio, en votación unánime, solicitar al Poder Ejecutivo de la Nación el efectivo cumplimiento de la Ley 26.319 de “Reparación Histórica” de la Universidad.

Señalaron los consejeros en los Considerandos de la Resolución que al momento no se ha cumplido “con la incorporación al presupuesto de la UNLu de una suma igual a la que se asigna en concepto de Reparación Histórica”.

“El poder reparador de la mencionada Ley, si bien no borra el daño, lo reconoce, dándole un lugar social al sufrimiento, y nos une en la memoria compartida; no habrá reivindicación sin justicia, ni apertura ni reparación si no se atiende el presente reclamo”, indicaron.

La UNLu solicitó al Poder Ejecutivo, de este modo, el efectivo cumplimiento de la Ley 26.319 en el presente ejercicio fiscal y su consolidación en lo sucesivo. También “hacer conocer el contenido de la presente mediante comunicación de estilo” a los presidentes de ambas cámaras legislativas y a los diferentes bloques políticos.

La Ley, denominada “Dr. Emilio Fermín Mignone», fue sancionada en noviembre de 2007 y estableció “una asignación presupuestaria especial y extraordinaria de hasta 50 millones de pesos” con destino a la UNLu, “en concepto de reparación por los daños y posterior cierre sufridos por la Universidad y su comunidad durante su cierre en el período comprendido entre los años 1976 a 1983”.

Aprobaron Presupuesto 2016

En la misma sesión ordinaria, el Consejo Superior resolvió aprobar el Presupuesto para el Ejercicio 2016 de la UNLu y encomendar al Rectorado las gestiones para la asignación de la “Cuota de Consolidación” de la Reparación Histórica y para “solicitar el refuerzo presupuestario de 24.943.118 pesos indispensable para el funcionamiento de la Universidad”.

El Presupuesto supone un crédito total de 673.708.557 pesos e implica, de acuerdo a la opinión generalizada entre los consejeros, el mínimo estimado indispensable que permita a la Universidad el cumplimiento de sus funciones sustantivas. Su aprobación se justificó en la necesidad de contar con la herramienta para la gestión de refuerzos.

Nos interesa tu opinión