Más de 20 mil chicos participan de jornadas culturales, recreativas y deportivas en los centros de actividades infantiles y juveniles

domingo, 24 abril , 2016
escuelass.jpg

Competencias de vóley, fútbol, representaciones teatrales, bailes folklóricos y muestras de proyectos de distintas disciplinas conforman una nutrida agenda de jornadas recreativas, deportivas, culturales y artísticas que realizan más de 20 mil chicos en las escuelas bonaerenses a través de los programas “Centro de Actividades Infantiles” (CAI) y “Centros de Actividades Juveniles” (CAJ) que dependen la Dirección provincial de Política Socio Educativa de la cartera educativa.

La provincia de Buenos Aires cuenta con 212 centros de actividades infantiles y 330 centros de actividades juveniles que funcionan durante la semana y los sábados articulando con las escuelas primarias y secundarias, con el objetivo de acompañar las trayectorias escolares de niños, adolescentes y jóvenes, ampliar el horizonte cultural y fortalecer y los lazos entre escuela y comunidad.

Al respecto, la directora provincial de Política Socio Educativa, Aurelia Furnari, señaló que “a través de estos centros de actividades apuntamos al apoyo del aprendizaje, acompañando las trayectorias educativas y desarrollando actividades lúdicas y recreativas que potencien las capacidades de los niños y adolescentes”.

Los centros cuentan con coordinadores, maestros comunitarios, asistentes socioeducativos y talleristas, que realizan distintas actividades relacionadas con el arte, la ciencia, el deporte y la comunicación, entre otras.

Los Centros de Actividades constituyen la línea de acción para el Nivel Secundario del Programa Nacional de Extensión Educativa (PNEE) “Abrir la Escuela”, dependiente de la Dirección Nacional de Políticas Socio Educativas. Tienen por objetivo crear nuevas formas de estar y de aprender en la escuela a través de la participación de los jóvenes en diferentes acciones organizadas en tiempos y espacios complementarios a la jornada escolar.

En los mismos, los participantes pueden realizar actividades educativas y recreativas vinculadas con el cuidado del ambiente y el disfrute de la naturaleza, la ciencia, el conocimiento y el uso de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías, el deporte y la recreación, el arte y la literatura.

Además, se desarrollan proyectos especiales que promueven radios escolares; ciclos de cine nacional; encuentros juveniles provinciales, regionales y nacionales; la formación de promotores juveniles ambientales y la realización de producciones audiovisuales originales, entre otros.

Prensa Educación.

Nos interesa tu opinión