Noticias

  • Del campo a la góndola: los precios de los productos agrícolas-ganaderos se multiplicaron por 4,96 veces en enero


    Economía--
    Del campo a la góndola: los precios de los productos agrícolas-ganaderos se multiplicaron por 4,96 veces en enero

    El índice IPOD de CAME, que mide la diferencia promedio entre el importe de origen y góndola para 25 alimentos agrícolas-ganaderos subió 1,1% en enero. El IPOD agrícola aumentó 0,2% pero el IPOD ganadero trepó 6,2%. En la Mandarina, la brecha de valores fue de 19 veces.
    Desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor, los valores de los productos agrícola-ganaderos se multiplicaron por 4,96 veces promedio en enero, lo que significó un deterioro mensual de 1,1% en la brecha de precios. Frente al mismo mes de 2016, la mejora fue de 24,5%. Lo que explica el leve aumento en enero fue el incremento en la diferencia de la Mandarina, que alcanzó un récord de 19 veces, y de la Manzana, que subió a 11,54 veces. A pesar que otros 16 alimentos bajaron sus disparidades, esos aumentos, junto al del Limón y de la mayoría de los productos ganaderos, contrarrestaron las bajas.

    Los datos se desprenden del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de CAME para una canasta de 25 alimentos agrícolas y ganaderos que se consumen en fresco en la mesa familiar, relevados durante enero. Para elaborar el indicador se tomaron los valores diarios online de los principales supermercados del país y más de 200 importes de verdulerías y mercados para cada producto.
    En enero, el IPOD agrícola alcanzo un valor de 5,15, mejorando 0,2% frente a diciembre y 27,5% frente a enero de 2015. El IPOD ganadero, en tanto, se ubicó en 4,23 aumentando 6,2% frente al mes anterior y 3,6% cuando se lo compara con el valor de un año atrás.
    La participación del productor en el valor de góndola subió por cuarto mes consecutivo al ubicarse 10% por encima de diciembre. Para el promedio de los alimentos agrícolas y ganaderos relevados, el agricultor recibió el 27,8 % del precio que pagó el consumidor en góndola (vs 25,1% en diciembre).
    Los productos agrícolas con mayores brechas de precios en el mes fueron: la Mandarina, con una diferencia de 19,1 veces, seguido por la Manzana con una distorsión de 11,54 veces y la Pera 9,59 veces. En tanto los alimentos donde menos se multiplicaron los importes desde que salieron del campo y hasta que llegaron al consumidor, fueron: la Zanahoria con una disparidad de 2,28 veces, el Zapallito 2,35 veces, la Papa y la Carne de Pollo (2,39 veces), y la Cebolla (2,56)).
    De los 25 alimentos agrícolas-ganaderos que integran la canasta del IPOD relevados en enero, en 9 aumentó la brecha, y en 16 bajó. Pero los incrementos en algunos casos fueron muy fuertes, como sucedió en la Mandarina.

    Precios de origen vs precio destino:
    Las distorsiones de precios en la cadena frutihortícola y ganadera tuvieron su tercera mejora consecutiva en enero, que se explica por la combinación de subas en algunos casos acentuadas en los valores de origen y subas suaves en los importes de destino.
    Hubo 6 productos donde mejoraron los montos de origen y cayeron los costos al consumidor, estos fueron:

    Berenjena: los precios promedio al productor subieron 20,4%, de $6,6 a $8,0, y los importes al consumidor cayeron 13,5% (de $26,9 a $23,3 promedio). Así, la brecha de valores en este vegetal bajó de 4,07 veces en diciembre a 2,92 veces en enero, siendo uno de los alimentos con mayor descenso en la distorsión.
    Arroz: los valores al agricultor aumentaron 3,5%, de un promedio de $3,4 a $3,5 mientras que los costos al público bajaron 5,1%, de $21,8 a $20,7, permitiendo reducir la disparidad de 6,41 diciembre a 5,88 veces en enero.
    Repollo: los montos al productor ascendieron 9,3%, de $4,5 a $4,9, mientras que la valía a los clientes disminuyó 2,9% (de $20,4 a $19,8), permitiendo achicar la diferencia de 4,53 veces en diciembre a 4,02 veces en enero.

    Aunque en menor medida, otros alimentos, donde también mejoraron los precios al productor en enero y simultáneamente bajaron también para el consumidor, fueron: Calabaza, Frutilla, y la Zanahoria.

    Los principales progresos mensuales en los importes al agricultor lo tuvieron en tanto: el Ajo (111,8%), la Lechuga (99,3%), el Tomate (62,1%), el Zapallito (61,6%), la Acelga (49,7%), la Berenjena y el Brócoli (ambos con un aumento de 20,4%), la Zanahoria (18,0%), la Frutilla (17,8%), y la Leche (12,6%).

    Variación de la brecha:
    La brecha promedio de los productos agrícolas-ganaderos subió de 4,91 veces en diciembre a 4,96 veces en enero. Entre las mejoras más importantes se destacó la Lechuga, donde la diferencia bajó 1,78 veces (de 4,53 veces a 2,75). Seguida por la Acelga, con una caída en la distorsión de 1,28 veces (de 4,93 en diciembre a 3,64 en enero), el Zapallito, donde la disparidad disminuyó 1,16 veces (de 3,51 a 2,35), la Berenjena, con una descenso de 1,14 veces en la desigualdad que se ubicó en 2,92 veces, y el Tomate y la Frutilla, donde el contraste se achicó 0,74 y 0,73 veces respectivamente. También se redujo levemente la desproporción del Brócoli, la Zanahoria, el Arroz, el Repollo, el Ajo, el Pimiento, la Pera, la Leche, la Calabaza, y la Cebolla,
    En cambio, la suba más fuerte en la brecha en el mes se produjo nuevamente en la Mandarina, donde la diferencia entre precios de origen y destino se elevó a 19,1 veces y convirtió a esa fruta en la de mayor desigualdad. Otro elemento con gran incremento fue la Manzana, donde la distorsión pasó de 9,21 veces en diciembre a 11,54 en enero, es decir, aumentó 2,32 veces.

    Incidencia del Productor:
    En enero la participación del productor en el precio que pagan los consumidores (otro indicador que resume la distorsión que se genera en el valor durante el circuito logístico del sector agropecuario) aumentó 10%. De 25,1% en diciembre para el promedio de los alimentos relevados a 27,8% en enero. Si se mide desde que comenzó este estudio, la comisión promedio del agricultor subió casi 8 puntos.
    Los alimentos con menos participación del productor en el importe en enero fueron la Mandarina (5,2%), y la Manzana Roja (8,7%).

    Los mercados de abasto:
    Un dato interesante a mirar, es lo que sucede con los valores de los alimentos agrícolas ganaderos hasta que llegan a los mercados de abasto.
    Si se toman los 20 productos para los cuales se recibieron precios de los mercados de abasto en enero, en promedio los montos se multiplicaron por 2,3 veces hasta que llegaron a las más de 20 plazas concentradoras que hay en el país, incluyendo el Mercado Central, y por 5 veces hasta llegar a la góndola.


    El IPOD es un indicador elaborado por CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas diferencias es son muy dispares según producto, región y tipo de comercio.
    En general, las desproporciones están determinadas por comportamientos especulativos de diferentes actores del mercado, más allá de factores comunes como los costos de producción, la estacionalidad, almacenamiento o transporte. Los sobreprecios indebidos son difíciles de precisar ya que se trata de una secuencia compleja y poco transparente donde las “Grandes Cadenas” imponen su posición dominante en desmedro del agricultor y consumidor.
    La evidencia apunta a las altas tarifas de fletes y logística, la elevada carga fiscal, abusos de muchos intermediarios, hasta especulaciones con los precios. La búsqueda de una mayor armonía en la cadena requiere de análisis más profundos, tanto cuantitativos como cualitativos.

    Metodología del IPOD:
    El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a realizarse en Agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en el precio que se pagan por algunos productos alimentarios en el campo y en el mercado de consumo.
    El relevamiento para elaborar el IPOD de enero se realizó en la segunda quincena del mes, con una cobertura geográfica nacional.
    Para obtener los valores de destino se relevan más de 200 importes de cada alimentos en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. El relevamiento se complementó además con un monitoreo diario de los montos online de las principales cadenas de hipermercados.
    Para obtener la cotización de origen, se consultó telefónicamente a 10 agricultores de cada alimento localizados en las principales zonas de elaboración de cada uno de esos productos.
    A través del IPOD se busca conocer la variación en el nivel de importes en dos momentos de la etapa de comercialización de un producto alimenticio. Estas etapas son:
    - Precio de Origen: Monto que se le paga al productor
    - Precio de Destino: Valor del alimento en góndola
    Así, la diferencia de Precio Origen-Destino indica la cantidad de veces que aumenta la cotización del producto al comercializarse en góndola.
    Economía Del campo a la góndola: los precios de los productos agrícolas-ganaderos se multiplicaron por 4,96 veces en enero

Actividad en Video

Actividad en Video