Detuvieron a los acusados de participar en el homicidio de Emilia Barrionuevo

viernes, 9 marzo , 2012
islas-malvinas.jpg

Quien está sindicado como el asesino de Emilia Barrionuevo está tras las rejas. Así lo sostienen los investigadores que durante la mañana del pasado viernes 2 de marzo lo esposaron en una quinta de la zona en el paraje denominado Pavón, de la localidad de Parada Robles del partido de Pilar. Un área eminentemente rural, donde, además, encontraron más de 600 plantas de marihuana.
Durante la mañana del pasado viernes, numerarios de la Dirección de Prevención de Delitos Rurales, de la Dirección Departamental de Investigaciones y de la Comisaría 1° de General Rodríguez irrumpieron en cuatro fincas ubicadas en Los Cardales y Parada Robles –partido de Pilar- donde aprehendieron a tres personas, todas ellas mayores de edad. Serían los miembros de la banda que asaltaron violentamente a la pareja conformada por Lino Francisco Merino de 62 años y Emilia Ester Barrionuevo de 58. A la mujer la fusilaron de un disparo en la cabeza, antes de darse a la fuga. Esto ocurrió apenas pasadas las 20 horas del sábado 18 de febrero.
Los detenidos fueron identificados como Daniel Texeira de 30 años de edad, Julián Tadelli de 20 y Héctor Orlando Sánchez de 25 años. Cuando los efectivos policiales ingresaron en la vivienda de Sánchez, se encontraron con una sorpresa. Dentro de un espacioso invernadero hallaron más de 600 plantas de marihuana. A raíz del descubrimiento, se le dio intervención al Juzgado Federal de Zárate y Campana, quienes labraron actuaciones por la producción y comercialización de estupefacientes, ya que también ubicaron balanzas de precisión, elementos de corte y para el secado de la droga.
Los funcionarios públicos secuestraron una escopeta calibre 20. Barrionuevo presentaba una herida en la cabeza perpetrada con este tipo de arma. Cuando los especialistas realizaron el rastrillaje en los terrenos propiedad del matrimonio, encontraron un cartucho servido de esas características. Un celular fue hallado en el interior de la vivienda que ocupaba Sánchez. Este aparato pertenecería a una de las víctimas e incluso habría sido utilizado por los delincuentes.
En base a la reconstrucción de los hechos realizada por los investigadores, esa fatídica noche los malvivientes se movilizaban en un vehículo que era conducido por Texeira. Texeira era un viejo conocido del matrimonio conformado por “Quique” Merino y Emilia Barrionuevo. Este individuo habría trabajado en el campo que se encuentra justo frente al emprendimiento avícola de Merino, en la intersección de la Ruta 6 y el camino viejo a Mercedes. Habría sido despedido unos meses antes por los propietarios del lugar por algunos faltantes de elementos. Trascendió que visitó en reiteradas oportunidades a Merino y a Barrionuevo, e incluso habrían compartido algunas salidas familiares. En este esquema Texeira habría sido el entregador, dejando de lado las primeras líneas de la pesquisa, que apuntaba a un robo al “voleo”.
Por su parte, Héctor Sánchez y Julián Tadelli habrían ingresado a la finca por la tranquera que comunica a la Ruta 6. Una vez dentro del predio habrían sorprendido a Merino y Barrionuevo habría trabado la puerta mientras guardaba algunos objetos de valor, entre ellos la escopeta que poseía Merino. En un primer momento se había especulado que esta habría sido el arma homicida, pero días después la misma fue encontrada escondida dentro de la vivienda, tras una exhaustiva revisión.
Después de que la mujer flanqueara el acceso, debido a los golpes que era víctima su esposo, los delincuentes la redujeron. La ataron y le taparon la cabeza. Barrionuevo habría entrado en estado de pánico, situación que habría puesto nerviosos por demás a los ladrones. Sánchez habría sido el autor del disparo a quemarropa que terminó con la vida de Barrionuevo. Cuando se dirigía nuevamente hacía el lugar donde lo esperaba el vehículo, Sánchez habría descartado el cartucho utilizado (de color amarillo, generalmente destinado para la caza deportiva), reemplazándolo por uno nuevo. Este paso podría ser su condena.
Además de las numerosas huellas halladas por la Policía en la casa de Merino, la escopeta secuestrada en la casa de Sánchez será sometida a pericias. Si la marca dejada por la aguja percutora del arma coincide con la vaina encontrada, el peso de la prueba sería ineludible. Un dato que había trascendido en las primeras horas de la pesquisa, apuntaba a que los malvivientes se movilizaban en bicicleta, dato que fue desmentido por las fuentes consultadas.
Los tres acusados se encuentran en distintos calabozos de las seccionales policiales de Pilar. La Unidad Fiscal de Instrucción Nº 9 del Departamento Judicial de Mercedes con asiento en Luján y cargo del Dr. Oscar Reggi ya habría solicitado la prisión preventiva al Juzgado de Garantías. El magistrado interviniente se expediría en las próximas horas, aunque el expediente confeccionado sería contundente en la acusación.

Nos interesa tu opinión