Educación: La integración para igualar los aprendizajes

jueves, 7 abril , 2016
educ.jpg

Con 17 años, Marcelo De Gracia, es parte de un proceso en el sistema educativo que de a poco fue dando buenos resultados, o buenas experiencias, como la que le tocó vivir a este adolescente de La Plata. La integración de niños y jóvenes provenientes de la Educación Especial en escuelas comunes no es solo consecuencia de la aplicación de una ley -la 26.206 a nivel nacional y la 13.688 a nivel provincial-, sino que -según afirman los especialistas- es posible por las estrategias que a diario se trazan docentes y familia en forma mancomunada.

Desde su inicio en el Jardín de Infantes hasta su actual cursada en el nivel secundario, siempre fue un alumno más en la Escuela Santa Lucía del barrio de Tolosa. En el sentido curricular, esto significó que todos los años lograra promocionar y que sus aprendizajes fueran acreditados por la escuela común, y no desde la educación especial en la que también está matriculado, sin necesidad de asistencia.

“Conocimos a Marcelo cuando tenía seis años y un Trastorno General del Desarrollo (TGD). Llegó a nosotros por un pedido de integración del Jardín de Infantes Santa Lucía, donde concurría por el 2005, señala Susana Rodríguez, directora de la Escuela Especial N° 531.

Tanto la etapa del Jardín como su ingreso a la Primaria, y posteriormente a la secundaria, logró transitarla con la acreditación de la escuela común, algo que tanto preocupa a las familias que bregan por la posibilidad de que sus hijos obtengan una certificación de sus estudios absolutamente homologable a la que obtienen el resto de los chicos.

Para Rodríguez, diseñar una estrategia conjunta entre ambas instituciones educativas, junto a los padres y el propio alumno, es la clave para que esto sea posible.

“Nosotros evaluamos permanentemente un proyecto conjunto, en el que nunca hubo un desfasaje entre los contenidos propuestos por nosotros y los de la escuela a la que asiste, por eso siempre acreditaron ellos”. Para esto, la socialización del alumno integrado es una de las patas que sostiene el aprendizaje de igual a igual con sus pares. “Uno busca el mejor espacio y la mejor estrategia. En el caso de Marcelo se contó además con una madre que se ocupó mucho”, explica la directora.

En la Educación Especial, agrega, “nosotros hablamos de configuraciones de apoyo para los chicos integrados, que en este caso no las hubo, pero sí hubo estrategias de acceso o de contexto. Uno puede sentar al alumno buscando el mejor lugar, junto a un compañero que no esté a disgusto, se lo puede ubicar más cerca del docente para que esté más atento”, agregó.

En todos los casos “las estrategias lo deben vincular día a día con sus compañeros. La integración se hace destacando una buena socialización, como la que hizo Marcelo”.

El marco jurídico en la provincia de Buenos Aires, contempla la resolución 4635/11 elaborada en conjunto por los niveles y modalidades de la enseñanza. Esta normativa aprobó el Documento “La inclusión de alumnos y alumnas con discapacidad con proyectos de integración”, que establece el marco organizativo y los procedimientos para la elaboración de los proyectos de integración escolar.

En todos los casos, rige la Ley Provincial de Educación -N° 13688- , para la cual el punto de partida es que el alumno con Necesidades Educativas derivadas de la discapacidad sea escolarizado en instituciones educativas pertenecientes a los niveles de enseñanza obligatorios, a la vez que señala que: “Solo cuando dichas necesidades revistan una complejidad a la que no puedan dar respuesta las escuelas de educación común se propondrá su escolarización en escuelas especiales”. Se trata de poner a su disposición todas las alternativas educativas existentes en los niveles y modalidades del sistema para garantizar la terminalidad de estudios con certificación.

Por su parte, el director de Educación Especial de la Provincia, Daniel Del Torto, aclaró que el área tiene como eje la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad y que “ese marco tiene como objetivo la inclusión no solo desde la Educación, sino también desde la Salud o el Trabajo”.

En la Provincia, precisó que el concepto de currícula adaptada -presente en otras jurisdicciones para referirse a los recortes que se hacen de los contenidos pedagógicos para alumnos con discapacidad-, fue desplazado por el de integración con configuración de apoyo, “termino superador que recurre a un apoyo personalizado para acceder a los contenidos curriculares exigidos”, dice Del Torto, lo que en la práctica resultó efectivo para que Marcelo llegue a quinto año de la secundaria, con acreditación de aprendizajes desde la escuela común.

Para continuar con este tipo de certificación, actualmente el equipo docente de ambas instituciones, la familia y el alumno, se plantean incorporar en el trayecto escolar de Marcelo, un ayudante externo, que pueda contribuir a organizarlo diariamente.

Para Sandra De Gracia, la mamá de Marcelo, fue muy importante encontrarse con buenos compañeros “desde el Jardín de Infantes, como Gianluca Mammini, su amigo que siempre se ocupó de él desde chicos”, cuenta Sandra y añade: “Se fija en todo y cuando ha tenido compañeros nuevos que lo han querido molestar, él les aclara que con Marce no se metan”.

Aún Marcelo no tiene decidido qué hacer al finalizar la secundaria. Lo cierto hasta el momento es que, viaje de egresados mediante, se encamina hacia su diploma oficial.

En este sentido, Daniel Del Torto cuenta que “en febrero de este año, el Consejo Federal de Educación convocó a los representantes de Educación Especial de cada provincia para redefinir criterios nacionales sobre la certificación de las trayectorias de estudiantes con discapacidad” y además, agregó “trabajar en las posibilidades de otorgar certificación del Nivel Secundario que permita llegar a la universidad”.

Extremar las estrategias. De eso se trató toda la trayectoria escolar de este adolescente y como señaló Del Torto, “conocerlo, porque la palabra del alumno hay que tenerla en cuenta”.

Prensa Educación.

Nos interesa tu opinión