El delincuente muerto en Mariló había sido condenado en el 2009 por una salidera bancaria sangrienta

viernes, 10 enero , 2020

El delincuente fallecido esta tarde en Mariló había sido condenado a 9 años de prisión por un hecho de similares características ocurrido en Capital Federal en el año 2009. Ramiro Ezequiel Chávez, de 33 años, tenía un frondoso prontuario. En aquel asalto, baleó a un custodio en el rostro y el hombro, generándole gravísimas heridas. Transcribimos parte de la sentencia judicial:
«En su escrito de demanda, Andrés Adolfo Jaroslavsky memora que el día 9 de septiembre de 2009, siendo aproximadamente las 12 hs., concurrió, en compañía de José Luis Olguin a la sucursal N° 26 del Banco Francés, ubicada en la Av. Santa Fe N° 5000 de esta ciudad, con el objeto de retirar la suma de $5.000 y chequeras pertenecientes a la cuenta de la empresa Sounch S.R.L. de la que es socio gerente.- Afirma que, una vez dentro del banco, se colocó junto con el Sr. José Luis Olguin en la fila de cajas. Al llegar su turno, fue atendido y, una vez realizada la extracción del dinero, procedió a entregárselo a su acompañante, quien lo guardó entre sus ropas. Sostiene que esta acción fue observada, desde el interior de la entidad bancaria, por un sujeto de sexo masculino, que a la postre logró ser identificado como Fernando Pasarelli.- Luego realizó los demás trámites para los cuales había concurrido y se retiró junto con Olguin en su rodado particular al lugar donde tiene asiento la empresa de la cual el actor es titular, sita en Jorge Newbery 3849, previo a lo cual su acompañante procedió a devolverle la suma que había extraído del banco.- Al llegar a destino, recuerda que estacionó su automóvil y se dirigió a las oficinas de la firma, en tanto Olguin hizo lo propio pero en dirección al local de la empresa que se halla frente a la altura catastral N° 3823.- En ese contexto, el demandante sostiene que fue abordado por un sujeto de sexo masculino, luego identificado como Ramiro Ezequiel Chávez quien esgrimiendo un arma de fuego, le exigió el dinero que minutos antes había retirado del Banco Francés. Sin oponer reparo alguno, intentó sacar de entre sus ropas los valores en cuestión, recibiendo en ese instante por parte del agresor un golpe en la cabeza con el arma que éste portaba.
Acto seguido, Olguin, quien advirtió la secuencia a través de un monitor de seguridad externo de la empresa, tomó su pistola marca Bersa Calibre 9 mm, salió en esa dirección y se trabó en lucha con el agresor golpeándolo con su arma en la boca, provocando que Chávez cayera al suelo. En ese momento, apareció otro sujeto a bordo de una motocicleta, quien sería luego identificado como Cristian Pablo Yañez, efectuando un disparo con un arma de fuego que atravesó el pantalón que vestía Olguin, lesionándolo en su pierna.
A continuación, dado que el segundo agresor se aproximaba al mando de la motocicleta, Olguin efectuó disparos con el arma de fuego que portaba, lesionando a Yáñez, quien al perder el equilibrio cayó del rodado. A su vez, sostiene que Chávez, desde el suelo, efectuó varios disparos, dos de los cuales impactaron en el hombro derecho y otro en el rostro de Jaroslavsky.
Ambos agresores emprendieron la huida a pie, dejando abandonada la motocicleta, y efectuando Chávez disparos con su arma de fuego. Finalmente, ambos abordaron un rodado marca Renault Megane color gris.
El Sr. Jaroslavsky quedó tendido en el suelo, hasta que fue socorrido y, dada la gravedad de sus heridas, fue trasladado de inmediato al Hospital Militar y luego a la clínica Suizo Argentina.- Relata las intervenciones que se le realizaron como consecuencia del hecho y destaca que perdió la vista de su ojo izquierdo y que se encuentra comprometida seriamente la visión del derecho.- Funda en derecho y atribuye responsabilidad a la accionada BBVU Banco Francés S.A. en el entendimiento que la secuencia delictiva resultó posible por la omisión de los controles y por la violación del deber de vigilancia.- A su turno, se presenta BBVA Francés S.A., opone excepción de falta de legitimación pasiva y contesta la demanda instaurada en su contra.- En particular, afirma que el día y hora del hecho denunciado había gran cantidad de personas dentro de la sucursal, tanto en la línea de cajas como sentadas esperando ser atendidas por los Oficiales de Cuentas, realizando operaciones por los cajeros automáticos y buzones, entrando y saliendo del lugar, sin que nadie evidenciara sospecha alguna para el personal de seguridad.- A su vez, destaca el hecho que tanto Jaroslavsky como Olguin, presunto dueño de una empresa de seguridad y custodio personal respectivamente, no hayan podido advertir el accionar del aparente “marcador” dentro de la sucursal bancaria. Agrega que no advirtieron ningún indicio que alertara una situación de inseguridad dentro de la sucursal ni en el recorrido hacia su destino final».
«Finalmente, el Tribunal resolvió “condenar a RAMIRO EZEQUIEL CHAVEZ, de las demás condiciones personales obrantes en el encabezamiento, por ser coautor penalmente responsable del delito de robo agravado por el empleo de armas de fuego en grado de tentativa en concurso real con portación de arma de guerra en calidad de autor, a la pena de NUEVE AÑOS DE PRISION” (conf. fs. 1106 de los actuados penales nro. 3396)»
Fuente: www.ar.ijeditores.com

Nos interesa tu opinión