Noticias

  • Intento de femicidio: Le pegó un tiro y se suicidó


    Policiales--
    Intento de femicidio: Le pegó un tiro y se suicidó

    Una durísima pelea suscitada entre una pareja que se encontraba desde hacía dos meses y medio separada, terminó según la investigación policial, con el hombre muerto al dispararse un tiro en la sien y la mujer herida, con la misma arma, en sus piernas, producto de sendos disparos realizados por quien posteriormente se quitó la vida.
    El hecho ocurrió el pasado sábado 18 de marzo cerca de las 15 horas, en una casilla prefabricada ubicada en la calle Mercedes 1322, a unos 200 metros de la Sociedad de Fomento del barrio Almirante Brown. La dramática escena fue denunciada por una vecina, quien a raíz de los gritos y disparos que escuchaba, realizó un llamado al teléfono de emergencias 911, por el cual a los pocos minutos de sucedido el trágico episodio, se hicieron presentes móviles del Comando de Patrullas y de la Comisaría 2º de Las Malvinas.
    Según lo que la policía pudo constatar de lo acontecido, el hombre identificado como Juan Pablo Márquez de 38 años y domiciliado en la localidad de Merlo, había decidido hacerse presente en la casa de su ex pareja, Marilina Mirta Moreno, de 36, con el fin de hacer algunas tareas en el hogar, como cortar el césped y arreglar algunos problemas suscitados en la precaria vivienda.
    Estando ambos en la parte trasera del domicilio habría comenzado la discusión. Al parecer Márquez, le habría solicitado la recomposición de la pareja y Moreno, ante la proposición se habría negado rotundamente. Por este motivo el hombre le propinó un golpe de puño en el pómulo izquierdo y posteriormente, de entre sus pertenencias, extrajo un revolver con el cual le disparó dos certeros tiros que pegaron arriba de las rodillas de cada una de sus piernas.
    Siguiendo el relato realizado por los investigadores, Moreno logró pese a las heridas, salir hacia el lado de la calle en busca de ayuda. Mientras tanto en el interior y teniendo una clara crisis de nervios, Márquez se habría colocado el arma en el parietal derecho, por encima de la oreja, para inmediatamente después, efectuarse el mismo, un disparo en la cabeza, en el parietal derecho, por encima de la oreja, que provocó su fallecimiento, hallándose el cuerpo sin vida en posición decúbito dorsal, con gran sangrado en región de la herida y observándose pérdida de masa encefálica
    A un costado del cuerpo, al momento de llegar la policía, se pudo secuestrar una pistola marca Bersa Thunder, calibre 9 MM., con numeración visible F12768 (la cual al momento no posee pedido de secuestro) y el martillo montado, como así también tres vainas servidas y un cartucho intacto, dispersos en el piso, todos calibre 9 MM.
    La mujer, siendo asistida primeramente por vecinos, fue llevada posteriormente en ambulancia hasta el Hospital Vicente López y Planes, donde se le realizaron las correspondientes placas para conocer el grado de la lesión, aunque en principio anticiparon los médicos, que su vida no corría riesgos.
    La causa judicial es llevada adelante por la UFI Nº 9 de General Rodríguez, la cual caratuló el hecho como ¨Averiguación de causales de muerte y lesiones”.

    POLÉMICA
    Una vez que el hecho comenzó a tomar trascendencia y la desagradable noticia llegó a los allegados de Juan Pablo Márquez, se iniciaron desde este sector de la familia, una fuerte ofensiva contra Marilina Moreno, a quien culpan de haber llevado la situación a este final trágico.
    El propio hijo de Márquez escribió en su muto de Facebook, que en el relato policial se dicen “puras mentiras, porque mi padre no era una persona violenta”.
    Luego dirigiéndose directamente a Moreno indicó: “Que raro que no cuentan cuando esta mujer Marilin lo quiso matar en frente de los nenes y que lo amenazaba… Si mi padre se hubiese querido suicidar, la hubiera matado y luego matarse el, no un tiro en la rodilla”, explicó el joven, quien además indicó que la familia colocará un abogado, con el fin que se investigue lo sucedido, puesto que para ellos Márquez no se suicidó. “Mi padre siempre la banco, la mantuvo la sacó del pozo, no tenía donde caerse muerta”, indicó.
    La ofensiva de la familia terminará chocando judicialmente contra la versión oficial de los hechos, dado que el propio Comisario Inspector Andrés Pitteti, indicó a nuestro medio, que para ellos la investigación estaba cerrada, dando por válido que el hombre fue el autor de los disparos hacia las piernas de la mujer e inclusive que luego tomó la decisión de quitarse la vida. “Fue un hecho claro de violencia de género que lamentablemente terminó de la peor manera”, explicó el principal jefe policial del distrito. Policiales Intento de femicidio: Le pegó un tiro y se suicidó

Actividad en Video

Actividad en Video