Murió el delincuente que baleó al subteniente Ángel Escalada en el Barrio San José

lunes, 21 enero , 2019

Nicolás Pelayes tenía 18 años y vivía en Catonas. Murió durante las primeras horas de la tarde de este lunes 21 de enero. Había sido baleado en las piernas durante el tiroteo. El subteniente Ángel Escalada fue operado en el Hospital de Moreno y fue trasladado a la clínica Fitz Roy de Capital Federal, donde se encuentra estable pero sigue en estado crítico.
Durante las primeras horas de la tarde de este lunes 21 de enero murió Nicolás Pelayes. El joven delincuente falleció como consecuencia de las heridas recibidas en el enfrentamiento que protagonizó con la policía durante la noche de este último domingo en el Barrio San José. Antes de caer bajo las balas policiales, le había disparado en la cabeza al subteniente Ángel Escalada.
Pelayes transitaba en una moto robada junto a otro malviviente cuando se cruzaron con un móvil del Comando de Patrullas, en el cruce de las calles Colombia y Camilli. Junto a ellos circulaban en otro vehículo de similares características dos jóvenes más. Estos últimos lograron darse a la fuga, mientras que Pelayes y su cómplice (también mayor de edad) perdieron el control de la moto y cayeron en la esquina de Camilli e Italia. Allí fue atrapado el otro sujeto, mientras Pelayes siguió a la carrera huyendo, ingresando en una vivienda ubicada sobre la calle Francia casi esquina Panamá. Esta maniobra es advertida por el subteniente Escalada, quien estaba de franco de servicio, y junto a otro oficial de Policía que también vestía de civil, siguen sus pasos. Cuando entra en el patio de esta casa, Escalada recibe un disparo en la cabeza desde el arma accionada por Pelayes. Rápidamente Escalada es trasladado al Hospital de Moreno.
Pelayes intenta escapar por los techos. Y mantiene un nuevo enfrentamiento, en este caso con personal del Comando de Patrullas. Pelayes recibe cuatro lesiones, tres en las piernas y una en el glúteo, que habría afectado una arteria. También es derivado al mismo centro sanitario que Escalada. Su estado era grave, pero no crítico, según habrían evaluado los médicos de guardia. Pero tendría hemorragias internas, que finalmente lo llevaron al deceso en menos de 24 horas.
En el caso de Escalada, fue llevado hasta el Hospital Héroes de Malvinas de Merlo a los pocos minutos de ingresar en el nosocomio morenense. En la vecina localidad le realizaron una tomografía computada, ya que el aparato que se encuentra en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega está averiado. Trasladado nuevamente a Moreno, fue intervenido quirúrgicamente y los especialistas lograron estabilizarlo. Durante la madrugada de este lunes fue derivado a la clínica Fitz Roy de Capital Federal, donde sigue en estado crítico. El disparo recibido en la cabeza lesionó algunas áreas del cerebro. Los médicos tienen un pronóstico reservado y esperan las primeras 72 horas, que serían claves en su evolución.

Nos interesa tu opinión