Crece la oposición a la instalación de una planta de tratamiento de residuos en las inmediaciones de la Curva de San Enrique de Ruta 25

sábado, 9 enero , 2021

El gobierno nacional licitó la planta de tratamiento de residuos que funcionará en Moreno. Es parte del proyecto de la Gestión Urbana de Residuos Sólidos Urbanos aprobada por el Concejo Deliberante e íntimamente vinculada al nuevo sistema de recolección mixto que incluye a la municipalidad de Moreno y la cooperativa Gestionar. Vecinos de barrios aledaños comenzaron una campaña para impedir su instalación y que sea relocalizada en otro predio alejado.

El lugar elegido para construir la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos de Moreno es un campo ubicado en la esquina de las calles Don Bosco y Atahualpa, un sector que confirman desde la municipalidad de Moreno está catalogado como industrial. Está a metros de la Ruta 25, en la conocida curva de San Enrique, detrás de la nueva estación de servicio AXION. Los vecinos de barrios aledaños (Don Enrique, La Reja Grande, Lomas Verdes, San Carlos y de emprendimientos inmobiliarios privados como Haras María Victoria, principalmente) comenzaron una fuerte oposición a la decisión de radicar en esa zona esta edificación.

Desde comienzos de este año, encararon una fuerte movida, que incluyó una reunión con autoridades municipales vinculadas al área de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. Para este sábado planifican una nueva convocatoria con base en la estación de servicio a partir de las 18 horas. Incluso, abrieron una petición en la plataforma Change.org a la que se puede acceder a través del link www.change.org/p/intendente-de-moreno-mariel-fernandez-no-al-basurero-en-moreno-urgente

El proyecto ya había sido comunicado por Damián Falfan, secretario de Medio Ambiente de la municipalidad de Moreno. En una de las últimas notas que le realizamos, el funcionario confirmó que el proceso estaba en marcha y que, mientras se concreta la construcción, alquilarían la planta que utilizaba la empresa El Trébol sobre la calle Ricchieri en Cuartel V.

Desde el ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación se dio difusión a la licitación de la obra. Con el Nº 05/2020, el expediente dio un paso fundamental a finales de noviembre cuando se produjo la apertura de las ofertas. Tres empresas calificaron para desarrollar la construcción. Las firmas que aprobaron la evaluación técnica fueron: Zonis S.A. — Bricons, Desarrollo de Equipos Industriales S.A. y E.V.A.S.A.. Hasta el momento, no se adjudicó el contrato. No figura la decisión ni en el Boletín Oficial de la República Argentina ni en la página web de la cartera federal.

Los detalles técnicos figuran en la licitación y está resumida en el comunicado de prensa del ministerio. Explicita que “El proyecto comprende el emplazamiento de una planta de transferencia de residuos sólidos urbanos que mejore los sistemas de recolección y reduzca los costos de traslado hacia el centro de disposición final, que opera la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE). Tendrá una capacidad para procesar cerca de 400 toneladas de desechos por día. También se prevé la provisión del equipamiento mínimo necesario para su operación y el desarrollo de las acciones de capacitación para el personal que allí sea asignado”. Además “El complejo estará compuesto por un sector de acceso y de pesaje, una playa de descarga de residuos, una estación de transferencia, una planta de tratamiento de lixiviados y aquellas instalaciones auxiliares necesarias para su funcionamiento —como oficinas administrativas, vestuarios, sanitarios, talleres y un salón de usos múltiples con cocina y comedor—“.El expediente completo se puede consultar en www.argentina.gob.ar/ambiente/licitaciones-especiales/planta-girsu-moreno

El costo de la obra será de poco más de 215 millones de pesos y el financiamiento llega a través del BID. El plazo de concreción será de 6 meses desde el inicio de la construcción. Pero lo que alertó a los vecinos es que el análisis/evaluación de impacto ambiental se realizará ya con la licitación adjudicada. Por este motivo, piden la relocalización: por la cantidad de habitantes que hay en la zona. El predio fue detectado por el IDUAR, según una gacetilla de prensa que emitió la comuna en las últimas horas “fue seleccionado según la indicación del Instituto de Desarrollo Urbano, Ambiental y Regional (IDUAR) ya que reúne las características urbanísticas y cualidades favorables para desarrollar el proyecto mencionado. Se trata un lugar cerrado y aislado adecuadamente donde se traspasarán los residuos de manera mecánica directa sin contacto con el suelo”. Agrega que “Este proyecto se realiza con el fin de hacer más eficiente la recolección en Moreno, porque permite realizar menos cantidad de viajes al CEAMSE, ahorrar tiempo y combustible y de esta forma, se permite impulsar un sistema más eficiente para nuestros barrios”. Finalmente, haciéndose eco en la polémica desatada, señala que “habrá instancias de estudio y análisis para la Evaluación de Impacto Ambiental, los cuales serán auditados por Organismos Internacionales y los de competencia nacional”.

Adicionalmente, no es la única licitación que se lleva adelante en el ministerio y que tiene impacto en Moreno. Ya se abrieron los sobres de ofertas para la adquisición de los 27 camiones -6 con capacidad de 21 m3 de basura y los restantes con 17 m3 de carga- que reemplazarán a los 22 que alquiló la municipalidad -15 al Trébol y 7 a una empresa cordobesa-. El proceso es el Nº 3/20 y “La iniciativa es ejecutada a través del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), que depende de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, a cargo de Sergio Federovisky, de la cartera ambiental nacional. La misma obtiene financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y su presupuesto es de más de 2,8 millones de dólares” reza el comunicado de prensa. Cabe recordar que ya la municipalidad había adquirido nueve camiones nuevos, de los cuales uno sufrió un vuelco sobre el camino del Buen Ayre el pasado 30 de diciembre.

¿Los vecinos de la zona donde se proyecta la nueva planta de transferencia de residuos serán oídos o la voluntad de los dirigentes políticos se impondrá, sin sostener un diálogo profundo con los habitantes del lugar? Son días clave para analizar el panorama.

Nos interesa tu opinión