Se viene el Festival Basado en Hechos Reales, para pensar lo real en tiempos de pandemia

lunes, 9 noviembre , 2020

En un año donde lo real parece género ficción del más distópico, el Festival de No Ficción Basado en Hechos Reales (BHR) celebra su cuarta edición de forma virtual los próximos 27 y 28 de noviembre para pensar en torno a la realidad, con la participación de invitados internacionales como el realizador Emir Kusturica, la cronista Susan Orlean y el escritor Juan Villoro y referentes locales de la escritura y la crónica como Ana Basualdo y Martín Caparrós.

Con motivo de la pandemia, esta edición del festival se desarrollará exclusivamente de forma online y durante dos días ofrecerá un repertorio de actividades para «leer, mirar, experimentar» distintos géneros narrativos que cuenten historias reales, a partir de clínicas y talleres -habrá cinco gratuitos con inscripción hasta el 12 de noviembre-, así como diálogos, entrevistas y paneles con autores nacionales e internacionales y hasta música junto al cantautor Kevin Johansen.

En diálogo con Télam la periodista Cecilia González, una de las organizadoras del encuentro junto a Luciana Mantero, Ana Prieto y Victoria Rodríguez Lacrouts, explicó que la consigna de esta edición «fue pensar, reflexionar sobre el ‘nuevo mundo’ que surgió a partir de la pandemia. Las historias reales, las que siempre abordamos en el Festival, adquirieron una nueva dimensión. Fueron y son prioritarias. Las y los autores de no ficción tienen hoy material de sobra, basta mirar alrededor para encontrar grandes historias para narrar».

Los invitados)
Y para ello participarán una docena de invitados internacionales como el serbio, cineasta, guionista y músico, Emir Kusturica; el periodista estadounidense del New Yorker, D.T. Max; el escritor Iván Jablonka, que escribió «Laëtitia o el fin de los hombres», la reconstrucción del femicidio de una joven que conmovió a Francia; el mexicano Juan Villoro y la española Silvia Cruz Lapeña, al frente de la sección de Actualidad de la edición española de Vanity Fair.

Además, la inauguración (prevista para el viernes 27 a las 19.30) estará a cargo la periodista y escritora estadounidense Susan Orlean, una de las referentes más importantes de la no ficción, cronista del New Yorker, y autora de «El ladrón de orquídeas», cuya adaptación cinematográfica se llevó un Oscar.

Mientras que de Argentina estarán la escritora y periodista Mariana Enriquez que ofrecerá un taller de perfiles; Martín Caparrós y Ana Basualdo que conversarán juntos por primera vez sobre sus recorridos y trayectorias; el escritor Pedro Mairal que dialogará con Villoro sobre la poesía, el humor, la crónica y la ficción; o el panel con Ricardo Romero, Ivana Costa y Martín Kohan sobre los efectos post pandemia tanto en la ficción como en la no ficción.

La agenda
Es que la pandemia reconfiguróel campo de los géneros ponderando la distopía, la fantasía y la ciencia ficción y al mismo tiempo reposicionó el campo de las narrativas de no ficción: «En todo el mundo hubo consumo récord de medios de comunicación tradicionales y alternativos. Las y los ciudadanos querían, necesitaban saber todas las novedades en medio de un clima de incertidumbre. Por eso fue normal escuchar sobre dificultades para consumir ficción, muchas personas no podían concentrarse ni tenían ánimo para eso. La realidad ya era lo suficientemente distópica».

Para González «con el paso de los meses hubo un agotamiento normal porque la sobreinformación no ayudaba a mejorar el estado social, al contrario. Lo malo es que, por lo menos en América Latina, los medios tradicionales no estuvieron a la altura, hubo mayor responsabilidad en medios pequeños, nuevos, autogestivos que no priorizan sus filias y fobias políticas. Un capítulo aparte merece el amarillismo, la irresponsabilidad, ignorancia y la desinformación promovida por medios supuestamente serios. La pandemia solo confirmó su falta de credibilidad».

En este sentido, la programación de esta edición atípica, en un mundo donde los parámetros de lo real y lo normal se vieron afectados por el alarmante escenario sanitario, estuvo centrada en el tema del año, la pandemia, algo que para las organizadoras «de hecho posicionó al propio Festival, profundizó su sentido, porque desde la primera edición uno de nuestros objetivos fue promover y revalorizar a la no ficción. Y su importancia quedó clara en este emergencia mundial», argumentó la periodista mexicana, corresponsal en Argentina.

En esta agenda expandida donde convergen propuestas muy distintas como la charla con el director serbio Emir Kusturica con el taller que dictará Fernando Duclos sobre la escritura de historias en redes sociales, la premisa que trazaron las organizadoras para impulsar la programación fue la «de abrir puertas, de invitar a autores y autores que no sean tan conocidos pero que valen la pena por la calidad de su trabajo: no nos gusta la endogamia del género, que sean las y los mismos de siempre».

Así, a caballo entre lo periodístico y lo literario, en el centro y en los márgenes de los géneros y de la escritura misma, esta edición virtual del BHR llega con algunas «grandes ventajas», como «el ‘sí’ más fácil de autores y autoras nacionales y extranjeras que habíamos intentado tener otros años pero que al final no podían porque se les complicaba la agenda. Ahora eso no existió porque nadie está viajando», contó González.

Y «otro factor muy importante es el alcance que pensamos va a tener el Festival, ya que se transmitirá por YouTube y eso permitirá que llegue a una mayor cantidad de público del que solemos tener presencialmente», destacó la organizadora del festival, que al igual que en sus ediciones presenciales realizadas en el CCK tendrá una librería, Espacio Brezal, que venderá una selección especial de textos de no ficción y donde se podrán conseguir los libros de los invitados de esta edición y de las anteriores.

Además, en el marco del encuentro se dará a conocer el texto ganador de los 200 que se presentaron al cuarto Premio Leamos de crónica breve, cuyo jurado lo integran Julián Gorodischer, María Belén Marinone Soriano y Ernesto Picco y el galardón está dotado de 80.000 pesos.

El festival cuenta con el apoyo de varios medios y organismos entre los que se encuentra la agencia de noticias Télam.

Para consultar la programación completa del festival ingresar a la página web: www.basadoenhechosreales.com.ar.

Télam

Nos interesa tu opinión