Tras la suspensión de la peregrinación a Luján, invitan a una celebración virtual

miércoles, 16 septiembre , 2020

La jornada de la tradicional peregrinación a pie a Luján del primer fin de semana de octubre, cuya suspensión a raíz de la pandemia de coronavirus fue anunciada este lunes por el arzobispo de de Buenos Aires, Mario Poli, será reemplazada por una celebración virtual a la que los fieles fueron invitados a sumarse el próximo 3 de octubre.

“La Virgen de Luján nos viene a abrazar para seguir nuestro camino. Ella llegará a nuestras casas en forma virtual, a través de las redes sociales, que serán habilitadas para este fin. A lo largo del sábado 3 de octubre, podremos verla y vivenciar el camino hacia su casa”, indicó este martes la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular a cargo de la organización de la tradicional peregrinación.

Bajo el lema «Madre, abrazanos. Queremos seguir caminando», «la fiesta mariana sigue adelante con modalidad virtual», indicó un comunicado de la comisión.

El 3 de octubre próximo, fecha en la que estaba prevista esta tradicional y popular peregrinación, el Santuario Nacional de Nuestra Señora de Luján permanecerá cerrado, como desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

«Queremos decirles que la peregrinación no se hace de la forma que habitualmente la hemos hecho. Tenemos que rezar mucho, pero rezar en nuestras casas», explicó el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, en un videomensaje enviado a los peregrinos que cada año visitan el santuario.

Palabras de Mons. Poli a los Peregrinos – Facebook Peregrinación Juvenil a Luján

El religioso aseguró que «la Virgen escucha en cualquier lugar» y dijo a los fieles que «nos vamos a encontrar el año que viene con una peregrinación inmensa para rendirle nuestra devoción y nuestro amor a la Virgen».

«En este tiempo que nos tenemos que cuidar todos y cuidar a los demás, la Virgen seguramente va a tomar también el cumplimiento de las promesas en la forma que nosotros lo hagamos», expresó el cardenal, quien recomendó hacer una oración ante una estampa, una imagen, en la capilla del barrio, en el templo o sencillamente dentro de las casas.

El cardenal animó a los peregrinos a pedir «para que Dios por medio de la Santísima Virgen nos libre de este flagelo que estamos padeciendo los argentinos, y que padece toda la familia humana».

Asimismo, pidió «por la gente que ha perdido el trabajo» y por quienes «la está pasando mal». «La solidaridad nos llama a rezar mucho y a pedirle a Dios para que nos dé una mano. Y la Virgen siempre no se escucha», concluyó.

El anuncio oficial de la suspensión de la peregrinación que todos los años congrega a miles de personas fue realizado anoche por el propio cardenal Mario Poli, a través de un mensaje difundido a través de las redes sociales de la Vicaría Pastoral de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

Con información de Télam

Nos interesa tu opinión