Tras una persecución, detienen dos delincuentes que habían asaltado un supermercado

Dos delincuentes armados que habían asaltado un supermercado del barrio Jardines 1 fueron detenidos luego de una persecución que finalizó cuando el vehículo en el cual se desplazaban chocó contra un árbol.

El hecho se registró el pasado viernes por la noche en un supermercado chino ubicado en la calle Belisario Roldán al 3600 del barrio Jardines 1 de Moreno norte.

Fuentes policiales explicaron que los delincuentes ingresaron armados al local y que se retiraron luego de robar dinero y un Volkswagen Vento color negro, en el que escaparon.

Rápidamente, tomó intervención la UFI Nº 1 del Departamento Judicial de Moreno y General Rodríguez a cargo del Dr. Leandro Ventricelli, y efectivos de la comisaría 1º de Moreno realizaron un relevamiento de las cámaras de seguridad del local y del municipio, por lo que se inició un operativo cerrojo para dar con los asaltantes.

Del análisis de las cámaras surgió que los sospechosos habían arribado al lugar a bordo de un Volkswagen Gol Trend, que descartaron para huir con el Vento.

Fueron detectados nuevamente el domingo por la mañana, cuando se desplazaban por la colectora de acceso oeste y Libertador. Los delincuentes esquivaron un control policial, por lo que comenzó una persecución y operativo cerrojo que finalizó a las pocas cuadras, cuando el Vento chocó contra un árbol sobre la calle Marcos del Bueno entre Ruta 23 y Camilli, en la entrada al barrio La Perlita.

Allí, ambos delincuentes intentaron huir y uno de ellos realizó un movimiento como que iba a disparar hacia los efectivos, por lo que éstos efectuaron disparos e hirieron a uno de ellos.

Finalmente, ambos acusados, mayores de edad, fueron reducidos y detenidos, indicaron las fuentes.

El herido, quien sufrió un balazo en la pierna derecha, fue trasladado al Hospital provincial Mariano y Luciano de la Vega, donde se encuentra internado fuera de peligro y con custodia policial.

Dentro del vehículo la policía incautó un revólver calibre .380, dinero y varios teléfonos celulares.

El fiscal Ventricelli imputó a ambos detenidos los delitos de “robo, portación ilegal de arma de guerra y resistencia a la autoridad”.